Un buque en apuros: el Vapor Porteña

Un buque en apuros: el Vapor Porteña

Un buque en apuros: el Vapor Porteña

 

 

A la costa rochense no le faltan condimentos dados por buques encallados en sus costas tantísimas décadas atrás. Muestra de esto es el naufragio del Vapor Porteña. Éste era un barco de transporte de pasajeros que unía Montevideo y Buenos Aires.

 

Un buen día, y más precisamente el 6 de octubre de 1873 esta embarcación fue embicada en La Coronilla en medio de continuados ribetes políticos y revolucionarios de la época. 50 rebeldes adherentes al golpe político de Entre Ríos, Argentina, se hicieron de él en medio de una escena de película: embarcaron de incógnito, asaltaron la cabina del capitán y lo despojaron de su lugar, y tomaron control absoluto de la embarcación. Pero estos “piratas” no tenían a las personas como centro de su operativo, por lo cual, luego de varias horas les permitieron descender.

 

Paso seguido, ellos enfilaron hacia el este del país con el objetivo de llegar a aguas brasileñas y librarse así de las escaramuzas políticas. No obstante, luego de varios días de intensa persecución, los piratas se rindieron... parcialmente! Pues en las costas de La Coronilla resolvieron dejar de lado su embarcación (que les resultaba lenta e infructuosa para su huida) y resolvieron lanzar botes al mar y dirigirse a través de ellos hasta la costa. De este modo, el vapor Porteña terminó en medio de las arenas de la playa, y se la puede encontrar aún hoy víctima inmutable del salitre y la corrosión, pero al firme frente a la zona de casas de los pescadores.

 

Hay quienes comentan que bajo de la embarcación se escondía un riquísimo tesoro en oro… nadie todavía muy bien lo sabe! 

 

Fotos de Turismo Rocha